sábado, 9 de marzo de 2013

Cuando solo los grandes héroes se atreven



Reporte de misión marzo 7, 2013

El equipo es revisado una noche antes para no tener contratiempos al momento de las misiones de alto riesgo Se revisa cada detalle y después de cenar y cumplir las obligaciones intestinales y de la vejiga nos vamos todos a dormir. 

La líder del grupo es la última en tocar la cama, pues debe dar besitos de buenas noches a todos, revisa por última vez que tengamos suficiente abastecimiento de bolsas, acomoda las toallas en el lugar correcto, apaga la luz y no hemos de despertar hasta que la Jefa de operaciones nos levanta con voz de mando a las 6:45 am.

Al principio su voz era tenue: buenos días, eso nos despiertó pero la líder y yo nos miramos y nos amodorramos de nuevo, fue entonces que  la Jefa lanzó otro llamado: Buenos Días… eso comienza a movernos un poco más, por lo que la líder se levanta, verifica la temperatura externa y comienza a vestirse ya que su equipo requiere de muchos más elementos.

Menos de 0 grados de temperatura externa obliga a usar ropa térmica gruesa, suéter, y si hay nieve las botas y calcetines gruesos son indispensables, a eso se agrega la chaqueta, un gorro para proteger sus orejas y una bufanda. La líder sabe bien que si ella se enfermara pondría en riesgo toda la operación.

Cuando se terminó de vestir, me bajó con todo cuidado de la cama y yo me dispongo a caminar al área de preparación, donde todo el equipo se encuentra.

Durante todo el proceso, la jefa ha comenzado a levantar la voz, BUENOS DÍAS TROPA, SI NO SE LEVANTAN EN ESTE INSTANTE TENDRÁN QUE HACER 10000 LAGARTIJAS POR INSUBORDINACIÓN. ¡Ya no hay manera de ignorarla!.

Se revisaron nuevamente los arneses y correas y se revisa el número de bolsas donde los desechos son depositados, los cuales deben ser tratados con mucho cuidado, nadie quiere un accidente. Si la temperatura lo amerita, nuestro equipo requerirá de suéter y chaqueta. 

Este día la misión requirió de mucho más esfuerzo, nevó todo el día y toda la noche, el día de ayer no salimos, las misiones se llevaron a cabo en el área de entrenamiento, la cual no es divertida, pero hoy será diferente, la líder pudo ver desde el puesto de comando que hay un camino abierto, lo difícil será llegar hasta él.

Una vez puesto, ajustado y revisado todo el equipo, todos nos dirigimos a la puerta, la líder carga a la jefa, ella es la que comandará la misión, un error puede costarnos la misión completa y regresar al centro de mando sin éxito.

Mi labor es analizar el campo, dar un reporte y diseñar un plan topográfico para lograr la misión. 

El campo el día de hoy es sumamente complicado, la nieve es tan alta que cubriría a la Jefa,  por lo que intente avanzar pero es difícil, esta complicación obliga a que  la líder tome el mando, ella avanza frente a mi abriendo brecha y yo la sigo, aunque es complicado moverse con tanta nieve, pero no me rindo. No hay espacio para cobardes, la jefa merece todo nuestro esfuerzo.

Con paso lento llegamos al camino abierto, la primera parte de la meta ha sido alcanzada, pero la misión no  será completada hasta que  podamos encontrar el lugar idóneo para descargar la vejiga y los intestinos, concluyendo con la peligrosa misión del manejo de los mismos.

La jefa aterriza lentamente y comienza a caminar con paso firme en busca de un lugar específico, suelta la carga aquí y allá y cuando la misión ha sido completada, los desechos son puestos en la bolsa y se coloca con todo cuidado en el depósito radioactivo y emprendemos el regreso a nuestra base. El premio es un desayuno alto en nutrimentos.

Con eso en mente al final del camino, la líder levanta con cuidado a la jefa para comenzar el avance lento pero necesario del paso que ella y yo abrimos, el andar ahora es más sencillo pues la nieve ya se abre ante nuestras patitas, avanzamos, avanzamos hasta que llegamos a la puerta de la base.

Las toallas ayudan a recoger toda la nieve que se nos ha pegado, y la líder toma otra para secarnos, es momento de felicitarnos por una misión cumplida con valor y determinación. El premio es disfrutar de nuestro desayuno y descansar.

Durante el día, salimos al espacio de entrenamiento, es importante estar siempre bien preparado, no hay espacio para errores, es por ello que el equipo se mantiene unido y durante el día diseñamos planes que nos permitan cumplir cabalmente todas nuestras misiones.




Atentamente
Líder de operaciones geográficas

No hay comentarios:

Me puedes seguir en tu email