martes, 30 de diciembre de 2014

Detrás de escenas: Lion King of the world


Cuando cada uno encuentra su propio talento, la vida cambia. El talento es ese algo que nos hace sentir tanta pasión por una actividad que no deseamos dejarla, con ello acumulamos horas de práctica y eso nos da como resultado ser los mejores en ello que hayamos elegido.

Hace más de un año, durante uno de nuestros viajes, Champy y yo tuvimos oportunidad de compartir tiempo con nuestro león. Es sólo un león de juguete, pero después de mucha observación, descubrimos que era capaz de lograr esta plasticidad estética que sólo un gran talento puede tener.

Convencí a Champy y a mamá de que debíamos intentar explotar ese algo especial de nuestro amigo, y comenzamos a trabajar durante el verano en un proyecto que titulamos “Lion King of the World” que nos dio mucha diversión.

Lo primero fue encontrar las locaciones precisas. Champy fue nombrado director del proyecto y no le costó trabajo encontrar varios espacios en nuestro jardín. Elegidas las locaciones, planeamos el mejor momento del día para poder desarrollar el trabajo.  Si bien mamá prefiere la luz matutina y después de las 4, a veces no era posible trabajar en esas horas, así que tuvimos varios intentos frustrados.

Encontrar la locación y preparar todo, nos llevaba tiempo, y luego explicar a León exactamente lo que queríamos se convirtió en ratos de mucha diversión. A veces teníamos todo listo y el sol se escondía, o bien león se negaba a negociar con la gravedad.

La  primera serie se publicó el otoño pasado, y la verdad no tuvo una buena acogida por parte de la critica. Pero como dice mamá, lo importante no es trabajar para otros sino por nosotros mismos. Hemos esperado mucho este año para tener nieve y convencer a León que nos regale alguna pose que valga la pena para compartir. Aunque hasta ahora, la nieve no se ha asomado.

Si quieres ver la serie completa la puedes encontrar en: El talento oculto de Lion King of the World

No hay comentarios:

Me puedes seguir en tu email