viernes, 21 de febrero de 2014

Creatinina


No entendí bien porque mamá comenzó a llorar después de que la doctora habló con mis papás… le di un abrazo de oso y le dije con un beso: ¡hey mami, todo va a estar bien!, no importa si tuviste un accidente en el piso, ya verás que alguien lo va a limpiar…


Durante el viaje a casa pude entender porque era posible sentir todo el peso de sus almas: los estudios de sangre muestran que mi creatinina está muy alta. Ya es bastante lidiar con el azúcar, pues me pican las orejas buscando chocolates escondidos cada 12 horas, pero esto suena a lo que le pasó a Benny; con la diferencia que no tengo muchos síntomas de un daño renal.

La creatinina es un compuesto orgánico generado a partir de la degradación de la creatina, la cual es un nutriente útil para los músculos que se produce en una tasa constante cuya cantidad depende de la masa de los músculos y que es filtrada por los riñones por lo que se  desecha en la orina.

La medición de la creatinina es una forma simple de monitorizar la correcta función de los riñones… cuando hay mucho daño, aumentan los niveles de creatinina en la sangre y la mía ha aumentado en sólo una semana… además bajé de peso… yo no sé en donde lo perdí, seguro en una de mis salidas al baño… !creo que debo tener más cuidado!

Hasta ahora he aceptado en agua en mi espalda, pero la doctora dijo que tenían que darme el doble… me siento globo a punto de ser lanzado en picada y sin paracaídas desde la parte más alta de un edificio… pero no me voy a quejar… papá dijo que puedo tener todas las zanahorias que yo quiera, sin restricción, puedo dormir donde yo quiera y si me hago pipi en el suelo nadie se va a molestar. 

Champy me deja cuida todo el tiempo, como siempre... !no pude encontrar un mejor hermano!.

He escuchado tantas sentencias de muerte por parte de los médicos que ya no me asustan, la verdad es que yo he decidido cómo quiero vivir, y hasta ahora me las he arreglado muy bien. A Benny le dieron una semana de vida y estuvo con nosotros durante más de 6 meses…

Creo que la vida me ha enseñado que debemos disfrutar cada día y tomarla como el obsequio más preciado.

Mamá prometió no llorar, pero si lo hace aquí estaré para recordarle que siempre hay un día más para cumplir misiones y comer zanahorias… cuando finalmente no pueda levantarme, supongo que sólo me marcharé… no sé a dónde pero espero que haya suficientes zanahorias y no conozcan las agujas…

Un día a la vez, dice mamá,  la vida se vive un día a la vez…

2 comentarios:

María de los Angeles Martínez dijo...

No sabía que Bubu estuviera padeciera esa enfermedad.lo siento mucho :(

Alma Dzib Goodin dijo...

Es algo que aparecio hace una semana:(, pero todos estamos trabajando duro para darle lo que necesita... Gracias por leerla...

Me puedes seguir en tu email