viernes, 20 de diciembre de 2013

¡Simplemente Navidad!


Mis recuerdos de Navidad son el olor a té de frutas que brinda calor en las frías tardes de diciembre, el rojo de las flores de Nochebuena y las luces que brindan ese sentimiento especial de felicidad.

Recuerdo el árbol de Navidad que mamá y mi abuelita de México decoraban, y ¡el nacimiento!, cada figurita tenía un lugar especial, esperando la llegada del niño Jesús.

Cuando intento explicarle eso a Champy, no encuentro la forma de describir el gozo que nos daba estar juntos, es como cuando hay fiesta y el menú es totalmente a base de zanahorias o cuando puedes caminar y oler mensajes de otros perritos después de muchos días de encierro, la Navidad es algo especial.

Cuando Champy me  platica lo que ve en la televisión, le cuesta trabajo entender cual es la relación de la Navidad con las compras, las listas de regalos, y el gasto excesivo de las fechas. El otro día en un programa dijeron que la Navidad es un mal negocio, pero yo no recuerdo eso.

La Navidad es la celebración de un nacimiento y el recuerdo de que la vida sigue. ¡Yo no puedo creer que este es la tercer historia de Navidad que escribo desde que inicie mi blog!, la vida fluye por mis venas y sigo emocionándome por los pequeños detalles, como las fotos de mamá, las salidas por la mañana o los abrazos de papá.

Así que hoy querido Champy, te voy a explicar que es la Navidad:

Navidad es la época que comienza con el mes de diciembre, en que todos quieren terminar proyectos, para comenzar nuevos ciclos que les permitan planear el futuro.

Navidad es cuando los amigos se permiten, como en ningún otro momento, desearse salud, paz, y amor. Son familiares que llegan de muy lejos solo para sentarse en la sala de sus seres queridos a contar anécdotas, celebrar triunfos y lamentar las cosas malas. Son reuniones que en ocasiones solo son posibles en estos días.

Navidad es la llegada de la esperanza, bajo el nombre de un niño que une al planeta entero, es la sonrisa de un niño que encontró cobijo bajo el frio de invierno y el brillo de una estrella que guía en el horizonte a los corazones perdidos.

La Navidad es paz aun en medio de conflictos bélicos y es la belleza de las luces de colores, los olores de las cocinas que comparten el gusto, las recetas que solo se prueban en estos días.

La Navidad es levantarse temprano y recibir el abrazo que mamá nos da todos los días y ese beso que con alegría nos dice: “!es hora de caminar y planear nuevas aventuras!”, solo que se agrega el gusto de decirnos: “!Feliz Navidad!”.

La Navidad son canciones, algunas llenas de alegría y otras con solemnidad y fervor que llenan de buen humor a las personas.

La Navidad son recuerdos de quienes se fueron y la alegría por haberles conocido.

Es por ello, querido Champy que debemos dar gracias por estar juntos,  tener a mamá y papá siempre a nuestro lado, a nuestros abuelitos que tanto nos quieren y a todos nuestros amigos, que celebran nuestros triunfos y lloran nuestros fracasos, dándonos ánimos para seguir.

Es momento de dar alegría y esperar con ansia lo que vendrá. Así que no te dejes confundir Champy, las compras no nos hacen más felices, porque eso no es la Navidad.


¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!

No hay comentarios:

Me puedes seguir en tu email