sábado, 12 de octubre de 2013

Hoy


Mi alarma sonó conforme a lo programado, ¡es muy precisa!, lo curioso es que la de mamá no siempre funciona, por lo que debo asegurarme que ella sabe que hora es. La miro por un momento, si veo que no da signos de vida, pongo mi nariz sobre su cara y si pretende ignorarme le doy los 5, para que despierte completamente. Esta misión me fue encomendada desde que Bubu duerme en su propia recamara.

Usualmente papá se levanta temprano, y despierta a mamá con un beso cuando está listo para ir a trabajar, pero hoy ni siquiera él se movía. Cuando comencé a mover a mamá, él se levantó y me miró con frustración, pero sólo se levantó al baño y se volvió a acurrucar...

Mamá se movió solo un poco cuando le di un beso tal como lo  hace papá todas las mañanas y dijo: ¡Champy, HOY es sábado!.

¿Sábado?, ¿qué significa eso?, para los perros no existen los días de la semana, eso lo leí en el libro que un experto de cognición canina escribió. Además dijiste la palabra clave, HOY, para los perros no existen los días, pero tenemos un reloj interno muy bien ajustado, es por eso que sabemos cuando ya es hora de comer, hora de caminar y hora de dormir. Por eso es tan importante cumplir con nuestros hábitos, eso nos evita la ansiedad.

Voy a anotar eso en la sesión de discusión de la tarde: Explicar a mamá el concepto de tiempo en los perros…

Tuve que hacer un poco de más presión, pues mamá parecía aun bulto sobre la cama: ¡vamos mami, la jefa nos va a despedir si no cumplimos nuestra misión!.

Mamá se comenzó a mover, con desgano.

¡Vamos mami, después de desayunar te vuelves a dormir!, ¡vamos que ya es hora de caminar!.

Creo que mamá me escuchó claramente por que dijo: ¡No es justo Champy, Bubu y tú duermen después de desayunar, pero yo no tengo ese privilegio!.

¿Qué pasa contigo mamá?, ¿no duermes después de desayunar?, ¿acaso estás enferma?. Los perros dormimos a intervalos regulares durante el día, ¡por eso es que somos tan felices!.  ¡Mami, tú eres la experta en neurocognición!, tus artículos dicen que el dormir es bueno para el cerebro. ¡No me salgas con que no duermes después de desayunar!

Mira, voy a agregar ese tópico para nuestra sesión de discusión de la tarde, pero ahora, ¡debes levantarte!.

Mamá se levantó con desgano y mientras lo hacía, continué mi disertación:

¿Cuándo has visto a un perro que diga: hoy no quiero caminar, es sábado?, es cierto que a veces nos negamos, pero no tiene nada que ver con el día de la semana, sino con el clima, digo, ¿quién quiere salir si está nevando, lloviendo o si el piso está mojado?

Para los perros solo existe el HOY, hoy es el día más importante de nuestras vidas, por eso comemos como si nunca lo hubiéramos hecho, salimos a caminar y olemos como si nunca antes hubiéramos estado ahí.

Cuando bajamos, Bubu ya estaba despierta y me felicitó por hacer todo lo posible para que la misión del día sea cumplida en tiempo y forma.

Para cuando salimos, mamá se veía mejor, por lo que nos sentimos felices de hacerle la vida más agradable, a pesar de que anoche se haya quedado despierta hasta las 2 de la mañana.

No hay comentarios:

Me puedes seguir en tu email