miércoles, 29 de agosto de 2012

Caminando el mundo con mi GPS


El Sistema Global de Posicionamiento (GPS por sus siglas en inglés) es un sistema de navegación por satélite que permite determinar la posición de un objeto, una persona o un vehículo en cualquier parte del mundo, con una precisión que va desde unos cuantos metros, hasta milímetros, si se usa una GPS diferencial. Funciona mediante 24 satélites que orbitan sobre el planeta a 20, 200 Km con trayectorias sincronizadas para cubrir toda la superficie de la Tierra. 

Cuando deseamos saber en dónde se encuentra nuestro auto, el GPS de papá localiza como mínimo a 3 satélites de la red los cuales  envían una señal con una identificación y la hora de cada uno de ellos. Con base en estas tres señales, el aparato sincroniza el reloj y calcula el tiempo que tardan en llegar las tres señales al GPS que se encuentra en el panel del auto, midiendo la distancia del satélite mediante un sistema de triangulación la cual determina donde estamos. El GPS de papá nos guía cuando viajamos y grita si no se le hace caso.

Las especies cuentan con sistemas de orientación, como los ojos para determinar distancias o en el caso de las aves, emplean el sol y las estrellas para hacer los recorridos migratorios.

Yo no cuento con nada tan sofisticado, asi que a falta de ojos que me guíen, empleo mi olfato, que es bastante agudo, esto me permite saber la dirección de un objeto o una persona y mi sistema de navegación depende de lo que voy tocando y reconociendo, con ello voy triangulando la información entre la distancia del objeto dependiendo del número de moléculas de olor que desprende y el número de pasos necesario para llegar a ello.

Es importante entonces ir tocando y mi cuerpo entero se convierte en un sensor. Por ejemplo mis patitas sienten la diferencia entre el piso de madera, lo cual me indica que estoy en la sala o en el estudio, pero si se siente frio y un poco más duro, sin duda he llegado a la cocina, lugar donde viven las zanahorias, la  cena y el desayuno. Por el contrario, si el piso es suave entonces estoy en una recamara. 

Luego debo analizar que no me tope con objetos, a veces Champy olvida recoger sus juguetes, así que voy tocando con mi nariz, si me encuentro con un objeto y lo puedo empujar, lo hago a un lado, si es duro entonces quiere decir que he llegado a la chimenea, si continuo por ella, debo ir tomando decisiones hacia donde quiero ir.  A la derecha puede que me encuentre con la escalera, en la cual hay un obstáculo que evita mis vuelos solitarios. Si continuo por la izquierda, puedo encontrar la cocina, o la mesa del comedor.

Si triangulo bien la información de mis patitas, el resto de mi cuerpo y mi nariz, sin duda puedo encontrar cualquier cosa, por las mañanas no tengo problema para localizar a mamá y pedirle que me lleve a cumplir con las misiones peligrosas que la naturaleza me impone o bien, encuentro la cocina para pedir mi comida. Nada se esconde de Bubu, mi GPS natural y adaptativo es tan efectivo como el de papá, pero no depende de baterías.

Si deseas conocer más del trabajo de mamá, no dejes de visitar su sitio: http://www.almadzib.com

No hay comentarios:

Me puedes seguir en tu email