lunes, 22 de agosto de 2011

Narices

Los perros recibimos información del medio a través de nuestro olfato, asi que cuando conocemos a alguien, le olemos, nos olemos entre nosotros y olemos los orines de otros perros para saber si son amigos o enemigos. Si huelo a otro perro y deseo dejarle un mensaje, orino para que sepa quien soy, dónde vivo y mi correo electrónico, asi iniciamos contacto.

Cuando llegué a mi nueva casa encontré muchas narices dispuestas a olerme, estaba Nanys, una perra ya entrada en años, negra de gran pelambre, y Edward,  pequeño de color café, él fue mi compañero y amigo fiel, de quien aprendí a hacer pipí como macho, levantando mi pierna, ¡aunque lo hago de modo muy femenino!.

También estaba Camilo, un perro enorme blanco con manchas café que lo salpicaban como pintura que alguien chorreó… y conocí a Babas, una perra cocker spaniel color miel que siempre se estaba moviendo y salivando, ¡era divertido verla mover una cola inexistente!.

Hubo dos narices curiosas, Dana y Tita, dos gatas siames un poco ariscas pero que me olieron para saber cómo actuar frente a mi y se convirtieron en amigas respetables y a veces hasta confidentes.

Una vez que se realizaron todas las presentaciones, comencé a aprender mi lugar para comer, la cama en la que podía dormir, donde hacer pipí sin causar una revolución y aprendí quienes me cuidarían. Las narices me ayudaron a corregir posibles errores respecto a mi turno para comer, qué comer y con quien jugar.

 Después de unos días, todos nos sentiamos cómodos jugando y disfrutando juntos.

Después de ese primer encuentro, he conocido muchas otras narices, amigos entrañables, algunos se fueron al cielo de los perritos, pero estoy segura que un día los volveré a encontrar, solo que esta vez será más fácil reconocernos.

Las otras narices que conocí fueron las de mamá, abuelita y las de mis tios, todos ellos humanos dispuestos a darme una vida feliz… y así emprendí la aventura de estar juntos, conociendo nuevos e increibles lugares y amigos que ahora son parte de esta mi historia…

Si te gustó este sitio, puedes conocer un poco más del trabajo de mamá en: http://www.almadzib.com
Para la versión en español, da click en la parte superior derecha

No hay comentarios:

Me puedes seguir en tu email