viernes, 13 de julio de 2012

El mundo


El mundo es el espacio finito en donde la vida ocurre, donde Champy juega, donde las plantas y flores crecen, donde las zanahorias y las plantas de latas de comida se desarrollan, donde los abuelitos nos sonríen.

El mundo está confinado en una esfera llamada planeta que desde el espacio se ve azul, por que hay mucha agua en él, y cuando lo puedes ver más cercanamente, los edificios y la gente aparecen como hormigas en un patio recién podado.

Recuerdo haber visto eso en un documental, de esos que mamá me dejaba ver cuando ella tenía que trabajar. Aprendí que el mundo se recorre caminando, volando, en bicicleta, en auto; que cada parte de su superficie es distinta y que las personas que lo habitan cambian en sus características físicas y en su forma de hablar, por que aparecían signos distintos en la pantalla dependiendo de la región de los documentales que veía.

He pensado sobre el mundo últimamente por que hace tanto calor en este pedacito del universo que a veces pienso que es un ataque del sol para matar a las zanahorias que tanto me gustan, no serán los conejos con quienes tenga que luchar por la última zanahoria en el mundo, ¡no!, será el calor. Todos deseamos que llueva pronto, de otro modo, no sé cómo sobrevivirán mis zanahorias.

Hemos descubierto que el balance en el planeta es delicado, la falta de lluvia o el exceso de ella hace que las zanahorias no sean tan crujientes, grandes o tan dulces; los abuelitos no pueden salir a disfrutar del aire fresco, por que se mantienen dentro de casa, donde hay un escudo protector que los cuida de las inclemencias del tiempo y salir a regar las plantas no es divertido. 

Si yo pudiera decidir como es el mundo, le daría la cantidad exacta de sol, lluvia, viento  o nieve, además la programaría para que cuando Bubu y sus amigos quieran salir, puedan hacerlo. Pintaría todos los rostros con sonrisas y no dejaría que la gente mirara feo a todos los que son diferentes, por que no existe diferencia cuando se mira con el corazón.

Habría más puentes, por que los puentes unen y permiten que las cosas se encuentren, pondría más cerca las casas de mis abuelitos, para que lo pudiera visitar más seguido, y encontraría la cura a las enfermedades degenerativas, para que no tengamos que sufrir con las agujas, por que los doctores aún no me escuchan cuando digo que deben buscar otra forma de curarnos.

No harían falta ojos para que los círculos cuadrados de colores negros pudieran ser vistos y usados para que hacer cosas extraordinarias, por ejemplo cuadros con música de bronce para que todos los admiraran.

Habría más ranas en los jardines, pues ellas se comen los mosquitos que nos pican durante la noche y asi podría acompañar más tiempo a mamá cuando riega las plantas por la noche. Además dicen los cuentos que si las besas se convierten en príncipes, así habría más Champis en el mundo, por que es todo un príncipe que me cuida todo el tiempo.

Por su puesto, no puedo generar todas las ideas, necesito ayuda por  que entre todos podamos hacer de este, un mundo mejor ¿me ayudas?, ¡juntos podemos más!


Si te gustó este sitio, puedes conocer un poco del trabajo de mamá en: http://www.almadzib.com
Para la versión en español, da click en la parte superior derecha

3 comentarios:

Aldonza Camargo dijo...

Como siempre, Bubu tiene algo que compartir. No te preocupes Muñeca, !siempre habrá una zanahoria para tí en el mundo!

FODDEPP SC dijo...

Bubu, no hay forma de negarte una sonrisa

Alma Dzib Goodin dijo...

GRACIAS Aldonza y FODDEPP:)
Bubu no se puede quejar, a donde va hay zanahorias para ella. Pero el calor en esta parte del mundo ha sido tan brutal que ya deseamos un poquito de lluvia:)

Gracias por tomarse en tiempo en leernos y para escribirnos!

Me puedes seguir en tu email