domingo, 18 de diciembre de 2011

Siempre estaremos juntos

Parece increible que la nieve está de vuelta, aún cuando este año no hemos tenido tanta como años anteriores, ya tuve la oportunidad de ver blanco el piso y de sentir en mis patitas ese sensación suave y fria al mismo tiempo, no hay más diversión que correr, tomar impulso y caer sobre un monte de nieve enterrando la naríz, ¡es como saltar de a una alberca cuando hace mucho calor!.

Muchas cosas han pasado desde que el invierno se despidió de nosotros a principios de año. Nos mudamos a otro estado, disfrutamos los abrazos y besos de nuestros abuelitos americanos. Me gustó mucho caminar con abuelita, ¡ella me dejaba oler todo cuanto quisiera!; luego viajamos de vuelta a esta  ciudad que disfrutamos tanto; nos mudamos de casa; y además mamá ha pasado más tiempo con nosotros, ¡eso nos hace muy felices a todos!.

Aquí, en los Estados Unidos,  todas las estaciones son muy distintas, durante el invierno la blancura inunda todo, los arboles se desnudan para disfrutar de la nieve y las flores se esconden para sonreir hasta la primavera. Todo el panorama cambia. Las ardillas juegan menos e intentan guardar comida para sobrevivir. El frío se siente aún debajo de mi abrigo para la nieve, y los días se vuelven muy cortos, amanece tarde y oscurece muy temprano, asi que las caminatas se disfrutan al máximo.

Cuando la primavera se asoma, la nieve la recibe, y comienzan a reconocerse sus aromas y colores. ¡En la primavera hay una verdadera explosión de color!, los manzanos y ciruelos desbordan los caminos, y los narcios y tulipanes despiertan, todas las criaturas se levantan ante la promesa de un nuevo renacer y comienzan a reproducirse ante la necesidad de conservar su especie.

El verano pinta todo de verde, y las flores sin vergüenza alguna muestran sus mejores trajes, todo es color, aire fresco, calor, sensaciones encontradas, pues se desea un poco del frio invernal pero el verano permite que la ciudad tenga vida, asi que no se cambia por nada. ¡El verano cambia los colores pero no deja de pintarlo todo!, los girasoles se dejan ver y deslumbran con su elegancia.

El otoño, pinta todo de rojos y dorados. ¡Es una sensación divertida el crujir de las hojas bajo mis patitas!, la temperatura comienza a descender poco a poco pero es un buen cambio después de los días tan cálidos del verano. La lluvia refresca, los árboles se despojan de sus ropas, preparándose para dormir. Las caminatas a veces son cortas o imposibles, pero aún así hay esa sensación de frescura en el áire. Las últimas flores se asoman, comienza la preparación para los días en que caminar será solo un lujo.

Y los ciclos aplican a todo el universo. Todos los días en algún lugar de la galaxia nace o muere una estrella, del mismo modo que en alguna parte del mundo nace un bebé, listo para enfrentar la vida y muere alguien despúes de toda una vida feliz llena de zanahorias con chocolate.

Pero entre ello, hay cambios que no se notan día a día, solo se observan cuando se mira a cierta distancia, como el largo del pelo de mamá, que despúes de haberlo perdido todo, ahora se ondea con el viento.

Y los cambios nos han alcanzado a Benny y a mi, y ahora ya no corremos, ni jugamos como soliamos, dormimos más, los huesos me duelen. He comenzado a perder la vista, ya no brinco del sillón como solía. Benny y yo disfrutamos del deporte de dormir.

Pero pese a todos los cambios hay constantes. La constante en nuestra vida es la gente que nos cuida, como mamá y papá que han sido mis oidos todos estos años y no tengo duda de que serán mis ojos cuando la oscuridad nuble mis ojos. Y cuidan de Benny y de mi, aunque deban taclearnos para darnos los medicamentos. Y Champy despierta a mi lado todos los días. Eso me da la seguridad de que sin importar cuanto cambie todo afuera, o cuanto mi cuerpo y mi ánimo cambien, siempre estaremos juntos, por que somos una familia.

 
Si te gustó este sitio, puedes conocer un poco del trabajo de mamá en: http://www.almadzib.com
Para la versión en español, da click en la parte superior derecha

No hay comentarios:

Me puedes seguir en tu email